martes, 18 de diciembre de 2012

¿Cómo hacer publicidad de un banco?

A la hora de hacer publicidad, el primer y esencial paso es tener un conocimiento profundo de lo que vamos a promocionar. En el caso de los bancos, más concretamente, deberíamos informarnos sobre las funciones de estos, de tal modo que en el anuncio pudiésemos explotar sus ventajas. Básicamente se trataría  de reforzar la idea seguridad, ya que teniendo nuestro dinero guardado en un banco estamos menos expuestos a que un ladrón venga a nuestra casa a asaltarnos. Por otra parte, el banco cumple la función de "secretario", ya que domicilia las facturas de nuestra vida cotidiana y te ahorra el tener que hacer colas o papeleos, como se tenía  que hacer antiguamente. Además, otra ventaja importante es que proporcionan préstamos a cambio  de un interés.
Hay que tener en cuenta que con nuestro anuncio no nos estaríamos dirigiendo a expertos en economía, sino a un público común al que habría que transmitir confianza. Partiendo de la base de que no debemos descubrir la intención que tenemos en un primer momento, una buena táctica es la del captatio benevolentiae, recurso literario y retórico a través del cual el autor intenta atraer la atención y buena disposición del público o del lector.
La buena publicidad tiene que saber camuflarse y, además, para crear un anuncio efectivo debemos recordar que "menos es más" (minimalismo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada